lunes, 18 de julio de 2016

Churuncho, el amigo



 
Sin dudas, todavía no me he repuesto de la noticia que recibí a 300 km de mi Tapalqué natal, que me informaba del fallecimiento de Ramón Cazenave Mirande, o simplemente Churuncho como lo conocíamos. Han pasado algunos días, pero muchas de las vivencias compartidas con Churuncho, afloran en mis retinas.
No quiero que estas líneas sean una necrológica. Quiero solo resaltar muchos de los valores que acompañaron al amigo, en su vida.
Si tuviera que definirlo en pocas palabras, no creo equivocarme, si digo:"Nació y vivió para SERVIR". Siempre trabajando para la comunidad. Con una obra impresionante en el Cuerpo de los Bomberos Voluntarios de Tapalqué; como todos aquellos que integran esa noble INSTITUCION. Un trabajo denodado y servicio a la comunidad, en casos de incendios, inundaciones, accidentes, etc. Allí aflora ese DON DE SERVICIO de los bomberos y Churuncho, fue el jefe de este Cuerpo durante años acudiendo en ayuda cada vez que se lo requerían.
Fue dirigente y por su constante trabajo, robándole horas a la familia, llegó a presidente de su Club ATLETICO TAPALQUE. Por eso el merecido reconocimiento con un minuto de silencio antes de comenzar el encuentro del domingo en el Pedro Bordenave.  Por su empuje, decisiòn, trabajo, etc. permitió seguir creciendo a una Institución, forjada desde su fundación por otros hombres y que continúa en el presente, a través de otros dirigentes, con la misma pasión que tuvo  Churuncho para que siga en constante ascenso.
También el amigo que falleció hace pocas horas fue un amante del deporte, especialmente el automovilismo. Recuerdo que, con un Jeep, corría en la calle 9 de Julio, me parece que en ese momento era de tierra, carreras con obstáculos, demostrando sus condiciones para el manejo.
Y luego continuó con pruebas de regularidad  que tuvieron gran vigencia en el centro de la provincia, durante algunos años y que tuvo en otro gran amigo, Carlos Paternostro, a uno de sus precursores locales. No eran de velocidad,  había que cronometrar en forma exacta para seguir la hoja de ruta establecida de antemano, donde los promedios debían ser los marcados , y teniendo en cuenta que los relojes de los automóviles no eran tan precisos como los actuales.
No alcanzarían varias hojas para continuar destacando las bondades de quien, reitero, nació para servir a distintas Instituciones y la comunidad toda.  Recuerdo las horas que compartimos en el periodismo. Con algún programa de automovilismo, en ese entonces por la red de altoparlantes Dapi Publicidad, que gracias a Tito Pica, nos permitió a muchos , iniciarnos en la profesión de informar. Incluso con transmisiones en distintos escenarios de la categoría Ford T o Limitada del 27. Bajo la dirección de Tito Pica, tuvimos los domingos a la noche por LU 10 Radio Azul, el programa CREA (Club Regional Entidades Agrupadas),espacio en el que se difundían esas carreras desde diversas ciudades bonaerenses, con las presencias entre otros de nuestro Orestes Argaña, el Vasco Arrastúa de Chillar, Oscar Mauricio Franco, Zabalza.
Con Churuncho también participamos en transmisiones de boxeo, que se hacían en Atlético, Bomberos y algunas en Sarmiento, en épocas difíciles por las comunicaciones y de alguna manera podíamos salir con  flashes por Radio Azul, de la misma forma sobre  actuaciones de Atlético o Sarmiento en la zona. Por eso al amigo, entre sus múltiples y varias de ellas altruistas actividades, lo considero periodista.
Falleció una persona , que no pasó desapercibido en nuestro querido Tapalqué. Un trabajador incansable. Que descanses en Paz . El abrazo y consuelo para su esposa Susy, hijos y demás familiares. Tu obra, amigo,  siempre será recordada.
 Quiti Martínez

1 comentario:

Carlos Cazenave Mirande dijo...

Un compañero de bomberos, en el día de ayer me pone en conocimiento de esta hermosa y sentida nota que Quiti Martinez, su amigo,había escrito, sobre la vida de mi padre,Ramón "Churuncho" Cazenave Mirande, con el afecto que solo alguien que realmente fue tu amigo, puede y tiene la facilidad de convertir en letras, y Quiti desde esa amistad y esa estima de muchos años, por ese mismo sentimiento y pasión de ambos por transmitir a través de un micrófono o una columna en el semanario local como mi padre lo hiciera o en el caso de Quiti a través de otros medios mas masivos, logro que en una columna se viera el reflejo fiel de mi PADRE, desde el corazón de un amigo que apelando a los recuerdos de lo vivido y compartido en el camino de la vida, a las letras que permiten que los hechos de una vida puedan ser guardados, GRACIAS QUITI, seguramente en estos días nos encontraremos por Tapalqué, para darte un abrazo, agradecerte personalmente y de paso hablar un poco del turf, creo que el único deporte por el que Papá no tenia pasión... Carlos A. Cazenave Mirande